El arte a través de los ojos del arquitecto

 

”El arte a través de los ojos del arquitecto”.

4 de septiembre a 17 de octubre de 2020

---

“El arte a través de los ojos del arquitecto” es nuestra propuesta, un enfoque transversal del concepto de obra de arte. Ofrecemos distintas manifestaciones, de distintos autores, con distintas experiencias, pero todos ellos con una formación en arquitectura que les confiere una forma más analítica de entender el mundo y el entorno que les rodea.

 

Manolo Oyonarte

 

Plantea su pintura como parte de un proceso por el cual pasa de una creación tridimensional como es la arquitectura, a una representación bidimensional, como es la pintura, llevando a este autor a crear una ruptura espacio-temporal  en el lienzo. Incluso en la forma de ejecutar el acto de pintar, ya que como él mismo manifiesta, pone el lienzo sobre el suelo, cambia el punto de vista, para evitar que su cerebro realice una representación intelectual convencional de las cosas, para llegar a presentar lo que Kant denominaba “lo que son las cosas en realidad”.

 

 

 

 

Alexey Terenín

 

Moscovita de nacimiento, vive y trabaja en Praga. Hijo de arquitecto, se graduó en la Academia de Arquitectura de Moscú en 1992 y en ese mismo año comenzó su carrera como pintor. Aunque Terenin nunca ha ejercido como arquitecto, la formación que recibió se manifiesta en gran parte de su obra. Sus estructuras de inspiración gótica están claramente influenciadas por la ciudad de Praga. El mundo de Terenin es una rica mezcla tanto del viejo Oriente como del Occidente moderno. En su obra se pueden encontrar guiños a referencias de la literatura rusa.

 

 

 

 

En cuanto a la obra escultórica, la Galería exhibe la obra de:

 

Juan Ramón Martín

  

Sus esculturas son una representación entre lo material y lo inmaterial, el espacio físico y lo sensorial. Son sutiles y rotundas, precisas, como si del bisturí de un cirujano se tratara, crea  con la herramienta de corte o soldadura juegos de luces y sombras que inciden sobre ellas. A partir del dibujo firme de la mano del arquitecto y artista, crea piezas simplemente por el placer de la contemplación. Como a él le gusta decir, “las esculturas se pueden y se deben tocar, así se siente la temperatura de los materiales, la densidad maciza y poderosa”….

Su ejecución no pasa indiferente y al contemplarlas nos lleva a la reflexión, nos invita a pensar. 

 

 

 

En dibujo, presentamos la obra de:

 

Andrés Terreros

 

Ofrece con trazo rápido y solvente ejecución diversas vistas de lugares singulares. El dibujo siempre ha estado asociado a los arquitectos, que con un boceto son capaces de formular en papel lo que luego serán proyectos complejos. En este caso Andrés ofrece su visión de espacios cotidianos, espacios que le rodean, creando  apuntes realizados con trazo firme al aire libre, recreando  la Escuela de Barbizón.

 

 

 

 

 

La fotografía que la sala ofrece son dos propuestas diferenciadas de dos arquitectos:

 

Jey Alonso

 

El madrileño que representa edificios y carteles urbanos fotografiados con gran realismo, sorprende al introducir el color creando una atmósfera surrealista, virando la paleta real de colores y creando un universo muy personal. Hay quien ha querido ver también es sus fotografías algo de influencia pop por el uso valiente del color y un guiño a la sociedad de consumo que podría quedar reflejado en los carteles de los edificios. 

 

 

 

 

 

Xavier Juanola

 

Expone unas fotografías más conceptuales, con una clara evocación al material plástico del artista, a la carga de color, a la plasticidad que se palpa en sus instantáneas. Aquí es el objeto el que invita a pensar en el acto de pintar, al hecho en sí, o incluso a la idea en abstracto de “la pintura”. La observación de la fotografía que presenta no es pasiva, nos incita a plantearnos  el propósito de la imagen y el hecho mismo de pintar. 

 

 

La joyería es una manifestación artística más, consecuencia de un proceso creativo, cuya finalidad entre otras, es embellecer a la persona,  dotarla de un estatus diferenciado. Lo mismo que ha ocurrido a lo largo de la Historia del Arte con  la pintura, la escultura, o por supuesto la arquitectura. Pero este tipo de piezas de orfebre no son tan habituales en  las galerías. Magdalena Vélez, es la arquitecta que nos presenta en esta ocasión su trabajo de joyería:

 

Magdalena Vélez

 

Verdaderas piezas singulares, ejecutadas con maestría del  oficio del orfebre y proyectadas a través de un proceso intelectual que el arquitecto  dibuja y esboza.  Será a partir de estos dibujos, que estampa en grabados y los traspasa al plano tridimensional de la joya que adquiere la categoría de obra de arte. Su obra se  presenta en unos marcos-vitrina como si fueran un cuadro-escultura.

 

 

 

 

 Imágenes de la exposición: